Acerca del uso de omeprazol en la hemorragia digestiva alta
Omeprazole before Endoscopy in Patients with Gastrointestinal Bleeding
James Y. Lau et al., The New England Journal of Medicine, 2007, 356:1631-1640

Recomienda:

Dr. José A. Rojman

En los últimos años, el uso de bloqueadores de la bomba de protones en pacientes con hemorragia digestiva alta se ha estado utilizando rutinariamente, especialmente a partir de datos que muestran una más rápida resolución de lesiones sangrantes en los casos tratados con hemostasia endoscópica. Sin embargo, no existen estudios que demuestren concluyentemente su valor como tratamiento adyuvante de la intervención endoscópica. Debido a que la formación del coágulo en una lesión sangrante es pH dependiente, se ha especulado desde hace décadas acerca de la importancia de mantener un pH gástrico cercano a neutro durante la hemorragia digestiva alta.

En este trabajo, de Lau y col. de Chinese University of Hong Kong, Hong Kong, China, se reclutaron 631 pacientes con hemorragia digestiva alta, los que fueron randomizados, en un estudio doble ciego, para recibir 80 mg de omeprazol EV, en bolo, seguido de 8 mg por hora (314 pacientes), o placebo (317 pacientes), y a los que se les realizó una endoscopía dentro de las 24 hs. subsiguientes. Aquellos (de ambos grupos) que necesitaron terapia endoscópica, continuaron omeprazol EV durante 72 hs. más, seguido de la administración oral durante 8 semanas.

El punto final primario fue la necesidad de terapia endoscópica durante la primera endoscopía. Puntos finales secundarios incluyeron los signos de hemorragia reciente, necesidad de endoscopía urgente, duración de la internación, necesidad de transfusión, necesidad de cirugía para conseguir la hemostasis, y tasas de recurrencia de sangrado y muerte de cualquier causa a los 30 días de la randomización.

La causa de la hemorragia resultó una úlcera péptica en 187 de 314 pacientes en el grupo con omeprazol (59.6%), y 190 de 317 en el grupo placebo (59.9%).

Entre todos los pacientes con úlcera péptica sangrante observada durante la primera endoscopía, se registraron menos casos con hemorragia activa en el grupo que recibió omeprazol (6.4% vs. 14.7% del grupo placebo). Además, en el grupo tratado con omeprazol se observaron más pacientes con base ulcerosa limpia. El número de pacientes con vasos visibles no sangrantes, coágulos adheridos, y mancha pigmentada plana sobre la base de la úlcera, fue idéntico en ambos grupos.

De de los pacientes del grupo del omeprazol, 60 (19%) requirió tratamiento endoscópico, comparado con 90 (28%) del grupo placebo (riesgo relativo para el primer grupo, 0.67; P=0.007). De aquellos con úlcera sangrante, 42 de 187 pacientes (22.5%) en el grupo omeprazol y 70 de 190 (36.8%) del grupo placebo, requirieron tratamiento endoscópico (riesgo relativo, 0.61).

No hubo diferencias entre ambos grupos respecto a la cantidad de sangre transfundida, recurrencia de hemorragia, cirugía de emergencia o número de pacientes muertos al final del seguimiento.La duración de la hospitalización resultó menor en los pacientes que recibieron omeprazol.

En resumen, el tratamiento con omeprazol EV en la hemorragia digestiva, realizado antes de la endoscopía, permite acelerar la resolución de los signos de sangrado reciente en la úlcera péptica y reducir el número de pacientes sometidos a hemostasis endoscópica.

 

__________________________________________

Presentamos aquí comentarios de los docentes de la Cátedra sobre artículos de las principales publicaciones científicas de la especialidad.

 

 
 

 

 
 

Dirección: Urquiza 3100, Rosario (2000), Santa Fe, Argentina
e-mail: contactohepagastro@gmail.com
TEL: 0341-4393511

Diseño web IDEAS MED | Tabone Juan Pablo | www.ideasmed.com.ar |

Hepagastro | Dr. Federico Tanno | Todos los derechos reservados 2015.-