Estudiando la evolución de la Hemocromatosis Hereditaria.

Recomienda:

Dr. José A. Rojman

Iron-overload-related disease in HFE hereditary hemochromatosis

The New England Journal of Medicine, 2008, 358:221.

Katrina J. Allen et al., for the HealthIron study

Este estudio, avalado por varias universidades australianas y californianas, forma parte de un emprendimiento denominado Melbourne Collaborative Cohort Study, y tiene por objeto estudiar factores dietéticos y estilos de vida que inciden en la progresión de enfermedades crónicas. Una cohorte específica de este grupo, y caracterizada por tener genotipificación HFE, tuvo un seguimiento de hasta 12 años, a fin de estudiar la evolución y efectos de la sobrecarga de hierro, en aquellos que la presentaban. Se sabe que los sujetos homocigotos para la mutación C282Y pueden presentar un fenotipo muy variable, que se extiende desde la predisposición genética sin anormalidades y sobrecarga de hierro asintomática, hasta la sobrecarga con síntomas (fatiga, artropatía), y sobrecarga con daño orgánico, particularmente cirrosis hepática.

Este artículo cuenta con la participación de una figura consular en el estudio de la hemocromatosis, como lo es Lawrie W. Powell, de Queensland University en Australia, y debe aclararse que se contó con una población de individuos con ancestros provenientes del norte de Europa, exclusivamente, y de allí que el contexto genotípico corresponda a los patrones ya clásicamente asociados a hemocromatosis hereditaria, y que resultan de escasa incidencia en el sur de Europa, y por ende, en nuestra población. Sin embargo, este estudio es especialmente valioso por el detallado seguimiento destinado a dilucidar la incidencia y progresión de la sobrecarga de hierro que se desarrolla en portadores de esta mutación.

Se diagnosticó sobrecarga de hierro documentada en aquellos que presentaban ferritina sérica superior a 1000 µg por litro o criterios de sobrecarga en la biopsia hepática. Un diagnóstico provisional incluyó valores de ferritina mayores a 300 µg por litro en el hombre y mayores a 200 en la mujer, asociados a más de 55% de saturación de transferrina en el hombre y más de 45% en la mujer. La enfermedad asociada a sobrecarga se definió como la presencia de al menos uno de los siguientes, conjuntamente con la documentación de la sobrecarga: cirrosis o fibrosis hepática, carcinoma hepatocelular, artropatía en la segunda y tercera articulación metacarpofalángica, o elevación de enzimas hepáticas.

Se detectaron 203 homocigotos para C282Y (108 mujeres y 95 hombres, 0.68% de la población total estudiada), mientras que 3295 (11.1%) fueron heterocigotos para C282Y. Otros 719 resultaron heterocigotos para C282Y y H63D (los llamados heterocigotos compuestos). La edad media, en todos los grupos, al término del seguimiento, era de 65 años.

Entre los homocigotos, la ferritina sérica fue mayor a 300 µg por litro en 82% de los hombres y mayor a 200 (o mayor a 300 en postmenopausia) en 55% de las mujeres. Asimismo, el 73% de los hombres presentaron una saturación superior a 55%, y 70% de las mujeres tenían más de 45%. Los hombres mostraron una clara tendencia a reducir los niveles de ferritina durante el seguimiento, especialmente los homocigotos, sin consideración de la extracción terapéutica de sangre, mientras que las mujeres incrementaron sus valores en todas las categorías de genotipos, excepto en las que fueron tratadas por venisección.

Como es previsible, hombres homocigotos con más de 1000 µg por litro de ferritina mostraron una mayor prevalencia de fatiga, hepatopatía, elevación de enzimas hepáticas y artropatía que los controles y heterocigotos. En las mujeres, homocigotos de la misma categoría mostraron enzimas elevadas y medicación para la artropatía como las únicas características asociadas a hemocromatosis hereditaria que se hallaron más comúnmente que en heterocigotos o controles.

Entre los homocigotos, 28% de los hombres y 1.2% de las mujeres tuvieron criterios de enfermedad documentada asociada a sobrecarga de hierro. Este grupo, compuesto por 22 pacientes (una mujer), presentó 2 casos de carcinoma hepatocelular, 12 casos de fibrosis o cirrosis, 6 con niveles elevados de enzimas, 5 con artropatía, y 11 con diagnóstico previo de hemocromatosis hereditaria como resultado de síntomas compatibles.

Entre 40 homocigotos con ferritina mayor a 1000 µg por litro, 17 tuvieron una biopsia hepática. Todos mostraron un grado 2 o mayor de sobrecarga de hierro tisular, y 12 presentaron cirrosis o fibrosis. Sólo uno reportó ingesta de alcohol de más de 60 g por día.

Solamente un heterocigoto compuesto tuvo enfermedad por sobrecarga de hierro.

Además, el diagnóstico provisional de sobrecarga ocurrió en 6 heterocigotos compuestos, en dos heterocigotos C282Y, en un heterocigoto H63D y en dos pacientes sin mutación conocida. Uno de estos dos últimos presentó enfermedad por sobrecarga.

En cuanto al resto de los homocigotos, 83 pacientes (entre mujeres y hombres) tuvieron diagnóstico provisional de sobrecarga, y de éstos, 24 % tuvieron evidencia objetiva de enfermedad por sobrecarga.

En conclusión, en esta población de homocigotos para la mutación C282Y, un 28% de los hombres y una pequeña propoción de mujeres desarrolló enfermedad por sobrecarga de hierro durante el período de seguimiento. Los homocigotos con más de 1000 µg por litro de ferritina tuvieron el mayor riesgo de síntomas y enfermedades asociadas a sobrecarga, comparados con individuos con un nivel menor de ferritina y otros genotipos HFE.

 

 

__________________________________________

Presentamos aquí comentarios de los docentes de la Cátedra sobre artículos de las principales publicaciones científicas de la especialidad.

 

 
 

 

 
 

Dirección: Urquiza 3100, Rosario (2000), Santa Fe, Argentina
e-mail: contactohepagastro@gmail.com
TEL: 0341-4393511

Diseño web IDEAS MED | Tabone Juan Pablo | www.ideasmed.com.ar |

Hepagastro | Dr. Federico Tanno | Todos los derechos reservados 2015.-