Histoplasmosis Intestinal

Dr. Lucas Muñoz

Caso clínico: Paciente mujer de 42 años que ingresa por cuadro de 24 hs de evolución de hemorragia digestiva baja ( HDB) con coágulos, sin descompensación hemodinámica, que se autolimita espontáneamente. Se transfunden 2 U GR.

Antecedentes personales:

•  Síndrome anémico en estudio

•  Tabaquista

•  Ingesta ocasional de AINES y benzodiacepinas

Evoluciona con registros febriles por lo que comienza tratamiento con ampicilina, gentamicina y ornidazol.

A las 24 hs del ingreso presenta nuevamente episodio de HDB con descompensación hemodinámica por lo que se decide conducta quirúrgica. Se constata tumoración de 3 x 3 cm a nivel de íleon, a 40 cm de válvula ileoceal, se realiza resección de la misma con realización de ileostomía terminal.

Posterior a la cirugía se obtiene resultado serología HIV reactivo.

Informe anatomía patológica de pieza quirúrgica: infiltrado inflamatorio granulomatoso con múltiples elementos micóticos. Ante la sospecha de histoplasmosis diseminada se decide iniciar tratamiento con anfotericina.

Agrega insuficiencia respiratoria con necesidad de ARM. Se rota plan antibiótico piperacilina-tazobactan , vancomicina y colistin. Evoluciona posteriormente con shock séptico e insuficiencia renal aguda oligurica con requerimiento de diálisis. 48 hs después fallece por falla multiorgánica.

HISTOPLASMOSIS INTESTINAL

La histoplasmosis es una infección sistémica causada por un hongo dimorfico denominado Histoplasma capsulatum . Se adquiere por inhalación de microconidias que llegan a los alveolos pulmonares, donde son fagocitadas por los macrófagos formando granulomas que se pueden calcificar. Generalmente causa infecciones autolimitadas en pacientes inmunocompetentes, pero puede diseminarse en pacientes con alteración de la inmunidad.

Es la micosis endémica más frecuente en individuos con SIDA, presentándose en 2-5% de esta población. El tracto gastrointestinal se compromete en 70-90% de los casos de histoplasmosis diseminada. Habitualmente es un diagnóstico que no se sospecha y el retraso del mismo puede conllevar un incremento en la morbilidad y riesgo de muerte. La terapia antifúngica ha mejorado el pronóstico en los pacientes HIV con histoplasmosis.

Existen pocos informes de casos de histoplasmosis intestinal en la literatura mundial y puede presentarse como única manifestación.

Afecta principalmente al íleon terminal y al colon, aunque puede comprometer cualquier segmento del tubo digestivo, presentándose como lesiones únicas o múltiples, ulceradas, granulomatosas o pseudopolipoides que pueden producir dolor abdominal, sangrado digestivo, perforación u obstrucción intestinal.

Se reconocen cuatro formas clinicopatológicas de histoplasmosis intestinal. La primera se presenta como infiltración de macrófagos en la lámina propia, generalmente es subclínica; la segunda tiene pequeños pseudopólipos causados por la agregación de los macrófagos; la tercera se asocia a necrosis tisular y ulceración, y la cuarta se presenta con inflamación localizada y estrechamiento de la luz intestinal

Las lesiones son similares a las producidas por otras enfermedades como la tuberculosis o las neoplasias.

Un estudio de 52 pacientes con histoplasmosis gastrointestinal reporto las siguientes hallazgos: ulceras (49%), nódulos (21%), hemorragia (13%), masa obstructiva (6%) y mucosa normal (23%); los hallazgos microscópicos incluyeron: infiltración linfohistiocitica (83%), ulceras (45%), nódulos linfohistiociticos (25%) o reacción inflamatoria mínima (15%), raramente granulomas bien definidos (8.5%) .

El diagnóstico de la histoplasmosis colónica se basa en el estudio endoscópico e histopatológico . El diagnóstico diferencial incluye tuberculosis, enfermedad de Crohn, colitis infecciosa, colitis ulcerativa, neoplasias y amiloidosis .

La enfermedad sistémica alcanza 100% y 30% de mortalidad en los pacientes no tratados y tratados (con anfotericina B y ketoconazol) respectivamente.

Anatomia Patológica:

Figura 1. Proceso inflamatorio crónico granulomatoso en íleon que compromete todo el espesor parietal. (Coloración H&E, 20x)

Figura 2. Mucosa ileal con presencia de células gigantes tipo Langhans que poseen en su interior microorganismos redondeados, pequeños, con halo periférico. (Coloración H&E, 40x)

Figura 3. Los microorganismos son positivos para la coloración de Acido Peryodico de Schiff (PAS) y adquieren una tinción rojiza. (Coloración PAS, 60x)

Figura 4. Parénquima hepático con focal infiltrado inflamatorio y presencia de microorganismos redondeados, pequeños, con halo periférico (centro de la imagen). Nótese la presencia de pigmento biliar en algunos hepatocitos (esquina superior derecha). (Coloración H&E, 40x)

Figura 5. Los microorganismos son positivos para la coloración de Ácido Peryodico de Schiff (PAS) y adquieren una tinción rojiza. (Coloración PAS, 40x)

Bibliografía

•  Alva E, Vasquez J et al. Histoplasmosis Colónica como Manifestación Diagnóstica de Sida. Rev. Gastroenterol. Perú; 2010; 30-2: 163-166

•  Kauffman CA. Histoplasmosis: A clinical and Laboratory update. Clin Microbiol Rev 2007; 20:115-32.

•  Cañari L, Frisancho O, Palacios F, Palomina A, Carrera D y Yavar A. Hemorragia Digestiva Baja en Histoplasmosis Sistémica. Enfermedades del Aparato Digestivo 2002; 5(3):24- 26.

•  Mims C. Et al. Microbiologia Médica, 1ª ed. Madrid: Mosb;1999: 398

•  Kahi C, Wheat J et al. The American Journal of Gastroenterology 100 , 220-231 (January 2005)

 

 

 

 

 

 

 

 

Dirección: Urquiza 3100, Rosario (2000), Santa Fe, Argentina
e-mail: contactohepagastro@gmail.com
TEL: 0341-4393511

Diseño web IDEAS MED | Tabone Juan Pablo | www.ideasmed.com.ar |

Hepagastro | Dr. Federico Tanno | Todos los derechos reservados 2015.-